EL AJO MORADO DE LAS PEDROÑERAS REINA EN ALMERÍA

/ noviembre 29, 2019

Demostración de cocina con platos de estrella Michelín, degustación y charlas para dar a conocer las excelencias del que sin duda es el mejor ajo del mundo, son las actividades que la Indicación Geográfica Protegida Ajo Morado de Las Pedroñeras ha llevado a la Capital Española de la Gastronomía.

Bajo el lema ‘El ajo que cunde el doble’, el chef Jesús Segura ofreció en la sede de ‘Almería 2019’ un showcooking en el que elaboró algunas de las recetas incluidas en la carta del Restaurante Trivio –para el que recientemente revalidaba la estrella Michelín– en las que como protagonistas está el ajo morado, tanto fresco como negro, modalidad esta última que se obtiene después de madurar el producto en unas determinadas condiciones de humedad y temperatura durante un tiempo prolongado. El resultado es un producto totalmente diferente, con matices dulces, salados y ácidos que lo hacen muy versátil en la cocina.

‘Callos vegetales’ elaborados con setas y salsa ‘chili garlic’ y hojaldre de Ajo Negro con atascaburras, son algunas de las delicias que el embajador del Ajo Morado de Las Pedroñeras ofreció a los asistentes a este acto en el que la gerente de la IGP, Eva García, explicó las propiedades y diferencias del Ajo Morado de Las Pedroñeras frente a otras variedades de menor calidad.

A simple vista es fácil de distinguir. El ajo morado es blanco por fuera, el color que le da nombre va por dentro, cubriendo los dientes. Así, no hay que confundir esta variedad –la única con un sello que reconoce su calidad a nivel internacional– con el ajo spring violeta, una variedad china que presenta estrías moradas en las capas exteriores. Además hay que fijarse en la forma para no confundirse. La del morado es redonda y uniforme con dientes homogéneos (entre 8 y 10) mientras que el resto de variedades tienen formas irregulares.

Una vez que sabemos distinguirlo hay que saber que además de sus muchas propiedades terapéuticas, el Ajo Morado de Las Pedroñeras es el más apreciado en cocina por su intenso sabor, aroma, picor y mejor conservación de los alimentos debido a su gran contenido de alicina. Además cunde más que el resto y por ello con menos cantidad se aporta más sabor. Y esto es algo que quedó de nuevo patente en la demostración culinaria que el chef Jesús Segura realizaba en Almería.(Fuente. LAS NOTICIAS DE CUENCA)

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*