LA REVISTA “HOLA” NOS DESCUBRE LOS SABORES DE ALMERÍA

/ junio 2, 2019

Almería es la protagonista de la revista “Hola”. Alicia Hernández nos ofrece un exhaustivo reportaje que recorre rincones y sabores, nos acerca a la cocina y a los productos exquisitos elaborados en Almería. Este es el texto que puede consultarse en https://www.hola.com/cocina/noticiaslibros/galeria/20190531142948/almeria-capital-gastronomica-2019-restaurantes-ah/1/

“Almería celebra durante 2019 su año como Capital Española de la Gastronomía. Y no le faltan motivos. Su cocina andaluza es muy singular y cuenta con los maravillosos productos de la huerta, ricos pescados y mariscos, y una joya de aceite de oliva que nace en pleno desierto. Si tienes ocasión de viajar próximamete a esta ciudad, no te pierdas estas pistas y direcciones para hincarle el diente. Desde opciones para amantes de las tapas; aficionados a la cocina tradicional almeriense; amantes de la cocina de vanguardia… ¡aquí hay alternativas para todos los paladares! (incluidos los de los protagonistas de Juego de Tronos…).

LA RUTA DE LA TAPA ARRANCA EN CASA PUGA

Para conocer uno de los lugares con más tradición de Almería, la ruta del tapeo debe empezar por Casa Puga (Jovellanos, 7). Lleva abierto desde 1870 y es todo un icono de la ciudad, con su peculiar colección de botellas, las fotos que cuelgan de las paredes, y las mil anécdotas que atesora esta centenaria taberna, incluida la visita del elenco de Juego de Tronos. Sus tapas más famosas son las gambas gabardina, los boquerones en adobo, los champiñones y la aguja a la plancha. Tapas que se acompañan con el vino granadino de Albuñol que despachan en exclusiva.

SABORES CON TRADICIÓN

Hay bares como Nuestra Tierra (Jovellanos, 16), muy cerca de Casa Puga, en los que se han recuperado (y muy bien) muchos platos y productos del recetario almeriense más tradicional, de los de toda la vida, como el ajo colorao del Levante con virutas de bacalao ahumado; los gurullos con jibia; el Alpujarreño (huevo, patatas, chorizo y morcilla) o el potaje de trigo de La Alpujarra. No falta tampoco algo muy típico de Almería, las tapas de plancha: lomo, champiñones, pinchos morunos… Tienen un menú de tapas (4 tapas y dos bebidas, por 6€) y los fines de semana ofrecen algún plato típico de diferentes comarcas, especialmente arroces, fideos, migas y otros guisos. Pegados a la tradición cocinan también Bodega Aranda, La Gitana (Obispo Orberá, 8). Una taberna imprescindible en Almería que se precia de tener la manzanilla más fría de la ciudad para maridar con sus tapas, como la típica de migas de sémola con morcilla y rábano. Andaluza por los cuatro costados.

LOS CHÉRIGANS DE PARRILLA PASAJE

Aprende este nombre porque se trata de una de las tapas más genuinas de Almería: chérigan. Es una rebanada muy fina y alargada de pan, cortada al bies y tostada que se acompaña de tortilla de patata, alioli y atún, jamón y queso…  Cuentan que la inventó el cocinero del Café Colón al que apodaban el sherif, en los años dorados del cine Western en Almería. Para probarla, pásate por Parrilla Pasaje (Pza. del Marqués de Heredia), una de las cafeterías más antiguas de la ciudad.

LAS MIGAS Y EL TRIGO EN EL QUINTO TORO

Manuel Leal es el alma de este local pequeño y dicharachero que se llena hasta los topes cualquier mediodía. En Almería están orgullosos de su modelo de tapeo, en el que cada consumición se acompaña de un platillo o un bocado. En caso de que se quiera repetir alguna sin bebida de por medio, se puede pedir aparte. En El Quinto Toro (Juan Leal, 6) hay algunas tapas que son imprescindibles, como sus patatas a lo pobre, acompañadas de huevo y pimentón, su guiso de trigo o sus migas, como manda la tradición, elaboradas solo cuando está nublado.

TAPEO MARINERO… Y UN ‘AMERICANO’

Hacemos parada ahora en Mini Bar (Rueda López, 19), tan pequeño que la gente está fuera en la calle probando sus tapas más famosas, en especial los pescaítos, la jibia a la plancha, el pincho de gambas o la aguja (como se conoce aquí al emperador). La Cervecería Alcázar (Ricardos, 7) tiene muchos pescados de la zona, aunque también esa tapa 100% almeriense que no hay que dejar de pedir, las habas con jamón. En la Taberna Sacromonte (Vivas Pérez, 3) se dan cita los maestros tapeadores y es uno de esos sitios auténticos donde se puede montar una buena cuando se juntan los flamencos. Aquí se viene a comer pescado y marisco y si quieres probar sus tapas más famosas pide los Boladillos de bacalao y el arroz con pulpo. Y ya que estás a un paso del Kiosco Amalia (Pza. Manuel Pérez García), no se nos ocurre mejor manera de terminar esta ruta del tapeo que tomándote un “americano”. Es un combinado de color rosado que se toma caliente o frío (el auténtico es caliente), en vaso de caña, lleva leche y licor de cola, corteza de limón y canela. Es muy famoso en Almería y tiene una historia de cine detrás. Al parecer fue un actor americano quien pidió en los años 60 esta curiosa combinación y se quedó con su nombre.

LA COCINA ALMERIENSE VERSIÓN 2019

Tony García es uno de los cocineros más volcados con la capitalidad gastronómica de Almería 2019. En su restaurante Espacio Gastronómico Tony García (Avda. del Mediterráneo, 281, dentro del Avenida Hotel Almería) consigue dar al producto almeriense su toque personal y moderno en elaboraciones como el Carpaccio de gamba de Garrucha o roja de Almería. Famosa es también su tapa de gallo Pedro, uno de los pescados más auténticos de Almería, que lo prepara frito y emplatado con ajoblanco, el cordero segurense presentado con compota de manzana o el carpaccio de atún rojo macerado en soja y acompañado de una resultona mayonesa de wasabi. El espacio cuenta con distintos ambientes y varias cartas pensadas para todo tipo de presupuestos.

TERRAZA CARMONA, EN VERA

Otro nombre propio de la cocina almeriense es el de Antonio Carmona, al frente del restaurante Terraza Carmona, en Vera (Calle del Mar, 1), un negocio familiar y decano que se mantiene desde que abrió en 1947 como una referencia imbatible del buen comer. Además de bordar pescados y mariscos que llegan frescos cada día, Antonio ha recuperado los platos de cuchara, algunos de ellos casi a punto de perderse, como la olla de trigo o los gurullos (pasta tipo fideo grueso). Cuenta también con hotel.

LA COSTA BRILLA EN EL EJIDO

Una visita imprescindible para conocer la cocina de vanguardia en Almería pasa por el restaurante La Costa (Bulevar de El Ejido, 48), donde el cocinero José Álvarez exhibe su sabiduría a la hora de trabajar las verduras y hortalizas. El restaurante abrió sus puertas en los años 60 basando su cocina en el producto más fresco del mar de Almería y de las verduras de El Ejido. En los últimos años ha dado un giro de modernidad e innovación que se ha visto reconocido con una estrella Michelin en 2006. Dispone de dos ambientes independientes, por un lado el gastrobar donde disfrutar de unas tapas elaboradas o de una comida más informal, y por otro el restaurante con distintos comedores privados y una sala principal con una destacable bodega.

YOLANDA Y ALEJANDRO EN ROQUETAS DE MAR

Una última parada en busca de la cocina más rompedora de Almería nos lleva hasta el restaurante Alejandro, en el puerto de Roquetas de Mar. Lleva una década luciendo una estrella Michelin que consiguió con una apuesta arriesgada el chef Alejandro Sánchez. El cocinero se ha embarcado en su proyecto gastronómico internacional en Hong Kong y  México. Desde entonces, los padres del joven cocinero, Encarnación Ruiz y Juan Sánchez, dirigen el restaurante junto a la chef Yolanda García y su equipo. La cocinera está desarrollando un interesante proyecto de cocina con hierbas silvestres autóctonas y continúa fiel a la línea de fusión de la cocina de tradición y vanguardia con platos como las Espinacas esparragás con gamba blanca, Tosta de trigo sarraceno con paté de cardo borriquero y bearnesa, Migas de la abuela, gambón rojo y caldo ‘quemao’ (en la foto) o Gachas con cazón y caldo de pimentón.

AIRE HOTEL ALMERÍA, UN BAÑO DE ORO LÍQUIDO

Para poner un broche de oro perfecto a este recorrido gastronómico te recomendamos una experiencia de lo más placentera… aunque no se come. Aire Hotel & Ancient Baths es un hotel lleno de encanto, en el centro de Almería (Pza. de la Constitución, 5), que dispone de unos baños árabes donde aplican un tratamiento corporal muy relacionado con uno de los productos gastronómicos estrella de Almería: el aceite de oliva virgen extra (AOVE) del desierto de Tabernas, conocido como el oro líquido. The Olive Essence Ritual incluye una exfoliación con huesos de aceituna triturados, un masaje con aceite Olive Essence y una mascarilla facial con aceite de oliva virgen extra ecológico, hammalis y hiedra. Si además decides alojarte en el hotel, te encantará saber que los desayunos bufé se sirven en el rooftop con vistas a la monumental Alcazaba de Almería.

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*