Cruz Roja y el sector de la hostelería de la ciudad de Cuenca repartirán 850.000 mini servilletas de papel para sensibilizar sobre la importancia de poner el acento, a la hora de contratar, en el talento de las personas sin tener en cuenta su edad, género u origen de procedencia.

La iniciativa se enmarca dentro de la campaña “Contrata SIN importar la edad, el género o la procedencia” y tiene como objetivo facilitar el acceso al mercado laboral a aquellas personas que debido a estas circunstancias tienen una mayor dificultad a la hora de conseguir un empleo.

Desde hoy jueves, 15 de junio, un total de 70 establecimientos de la ciudad se suman a esta campaña que promueve un mercado de trabajo inclusivo, abierto a todas las personas.

En esta ocasión, la Organización Humanitaria vuelve a contar con el sector de la hostelería para visibilizar una de sus campañas más relevantes a la hora promover la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo, al tratarse de uno de los sectores de peso en la actividad económica de la ciudad y coincidiendo con el año en que Cuenca es Capital Española de la Gastronómica.

En la campaña colaboran Casa Marlo, El Gallo, Vida Mía, Anden 7, María Morena, Recreo Peral, El Sotanillo, Manolo Manteles, El Pícaro, La Ronería, Shibuya, Monet, Las Turbas, Mesón José, La Viña, Mesón Fidel, restaurante Teófilo, cafetería Kardia, la Blonda, Bar Martina, Café Medieval, cafetería Alexis, la cafetería del Hotel Torremangana, Bar Princesa, el Coto de San Juan, heladería Capri, Melatte Coffee & Brunch y las pastelerías Ruiz, La Antigua y Casa Mayor, entre otros.

Cruz Roja ha contado en el reparto de las mini servilletas con la colaboración desinteresada de Distribuciones Valve y con el apoyo de tres personas voluntarias.

La iniciativa se enmarca en el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social financiado el Fondo Social Europeo y el Ministerio de Trabajo y Economía Social y co-financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.